Espera ¿No tienes tiempo de leer todo el post? Bájalo GRATIS en formato AUDIO

Solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO.

Quinta Ley: Ley de las expectativas

“Lo que esperes es lo que obtendrás.”

La ley dice claramente “lo que esperes”, no “lo que desees”. Puedes querer algo pero obtendrás lo que esperas obtener. Puedes querer salvar un examen pero si dentro de ti esperas perderlo, si sientes que lo perderás, es casi seguro que así será. Como explicamos en nuestro libro profundamente: atraes  hacia ti aquello que más temes.

El Doctor Robert Rosenthal realizó un estudio muy exhaustivo del Efecto Pigmalión, el cual indica que las expectativas que un educador tiene sobre sus estudiantes influyen fuertemente en los resultados de estos. Dicho más claramente, si el docente tiene malas expectativas sobre el desempeño de sus estudiantes estos tendrán malos resultados, por el contrario, si tiene altas expectativas los estudiantes tendrán buenos resultados.

El asunto es que esto, además de ser real y estar demostrado, es aplicable ya a todo ámbito. Lo que un docente espera realmente de sus estudiantes es lo que obtendrá de ellos. Lo que un padre espera de sus hijos es lo que obtendrá de ellos. Lo que un jefe espera de sus empleados es lo que obtendrá de ellos. Y fíjate que cuando me refiero a la palabra esperar aludo a lo que uno siente realmente en su interior. El ejemplo más claro puede ser la lotería: tú vas y compras un boleto de lotería; quieres ganarla, pero en tu fuero interno sabes que no ganarás, es decir, esperas perder. ¿Se entiende? No es lo que quieres lo que obtienes, es lo que sientes realmente. Si en tu interior estuvieras convencido/a de que ganarás la lotería pues la ganarías. Y cuando digo convencido/a digo algo así: ¿arriesgarías la vida de alguien amado por la lotería? Si ganas pues todos felices, pero si pierdes la persona que más amas morirá. Si en esas circunstancias jugaras a la lotería confiado/a de ganar pues ganarás. Eso es tener expectativas confiadas.

Si esperas confiadamente que sucedan cosas buenas entonces sucederán, y para las cosas malas también. De antemano el ganador espera ganar, y el perdedor espera perder. Llevado esto a nuestra crianza, resulta que las expectativas de nuestros padres influyen poderosamente sobre nosotros. Tendemos a subir o bajar nuestro nivel hasta llegar a las expectativas de nuestros padres. Esto es sumamente importante. Conocimos el caso de un señor que tuvo la oportunidad de comprar un buen auto a un buen precio. Sin embargo no lo hizo porque no podía tener un mejor auto que su padre.

Ahora bien, tienes que mirar también tus expectativas respecto a los demás porque tú también aplicas este efecto en quienes te respetan. Espera siempre cosas buenas de los demás. Esta es una de las premisas básicas del Liderazgo y es una de las bases fundamentales de nuestros cursos sobre el tema. Espera y resalta de los demás lo mejor que ves en ellos en vez de estar siempre recalcando sus falencias.

Finalmente debes ver y analizar tus expectativas en cuanto a ti mismo/a. Siempre espera lo mejor de ti. No importa qué tan bien te salgan las cosas. Espera lo mejor y asume que has hecho lo mejor. Visualízate mejorando cada día y espera confiadamente que lo lograrás. Al final del capítulo te propondremos ejercicios para que apliques todo esto.

Tu nos regalas UN CLIC y nosotros un AUDIO COMPLETO

Sí, solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO.

The following two tabs change content below.
Como experto en Desarrollo Personal, Oratoria y Negocios, me especializo en desarrollar cursos y contenido de ALTO IMPACTO, transmitiendo el conocimiento con elocuencia y motivación. Ejerzo como Coach de Desarrollo Personal potenciando a más y más personas cada día para que logren crear de sus vidas lo que siempre soñaron.