Espera ¿No tienes tiempo de leer todo el post? Bájalo GRATIS en formato AUDIO

Solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO.

Cuarta Ley: Ley de la creencia

“Lo que crees creas.”

Dicho de otra manera, lo que creemos de verdad en nuestra mente lo transformamos en realidad. Toda tu realidad es una imagen externa de tus creencias. Filtrarás todo lo que ves en tu mundo externo para ver lo que es consecuente con ellas. Esta ley es parte de lo que algunos autores llaman Ley del Espejo, completándose con la Ley de Proyección. No crees lo que ves sino que ves lo que crees ¿recuerdas? Creas en tu realidad todo lo que crees en tu mente. En el idioma español se tiene ambigüedad en la palabra creo. Cuando dices yo creo puedes referirte a que crees en algo o bien a que estás creando algo. La palabra creo puede referirse al verbo crear como al verbo creer. Así pues ambos están relacionados. Y aunque parezca tonto, las convenciones del lenguaje manifiestan la forma de percibir el mundo. Más allá de eso, la Cuarta Ley aplica en todo idioma. Aquello que crees que es real en tu mente lo crearás en tu realidad.

Es solo cuando modificas tus creencias que modificas tu realidad, algo que expliqué en este artículo a través de la Programación Neurolingüística. Fíjate que esto es tan sutil que vamos por la vida asumiendo creencias de otros. Hace tiempo vino a consulta un señor para que trabajáramos con él a nivel de Coaching Personalizado. En un momento del proceso él nos contó que su hijo adolescente, a quién habían diagnosticado con dislexia, fue humillado por un docente en secundaria. El joven debía hacer un ejercicio de lectura en el pizarrón y al equivocarse el docente dejó de manifiesto sus dificultades frente a todo el grupo, sentenciando además la frase “Tú eres tonto”. El muchacho aceptó ese mandato del docente como una verdad y la asumió como parte de su identidad. Así que dejó de estudiar, porque él “es tonto”. Cuando su padre le propone un curso para hacer, él dice: “No papá, yo no puedo estudiar”.

Lo anterior se conoce como Indefensión Aprendida. Es una situación en la cual una persona se siente agredida e indefensa ante su agresor, aunque no lo está realmente. En este caso el joven se sintió agredido e indefenso ante el docente. Pero como nos han educado para aprender a ser indefensos frente a las autoridades, tanto el joven como la mayoría de nosotros, nos mantenemos pasivos ante la agresión. Incluso ni nos damos cuenta de que estamos siendo agredidos. Esto es posible únicamente cuando nosotros mismos le otorgamos poder a la otra persona y es común en toda relación de jerarquía: profesor-estudiante, padres-hijos, terapeuta-paciente, jefe-empleado, siervo-pastor, lector-escritor, y un muy largo etcétera. Incluso ahora tú mismo/a me estás otorgando poder al asumir que soy autoridad en estos temas. Esto ocasiona que no cuestiones casi nada de lo que digo y lo asumas como real. Pero ese poder no lo tengo realmente, solo tú puedes dármelo. Y si yo lo utilizo mal podría ocasionarte mucho daño, o bien, potenciarte. El asunto está en que ahora tú mismo/a hagas consciente esto y te des cuenta del poder que me otorgas, tanto a mí como a cualquier otra autoridad en tu vida. Es por esto, por ejemplo, que los diagnósticos médicos matan más que las enfermedades mismas, porque le otorgamos ese poder al médico, ya que se supone autoridad en medicina y por tanto lo que él dice es correcto. Al no cuestionar aceptas la idea y la manifiestas en tu realidad.

Por tanto la gran mayoría de tus creencias han sido implantadas como semillas cuando eras muy pequeño/a o bien cuando adolescente o adulto, por autoridades, por personas que creíste superiores a ti. Muchas veces, por supuesto, la intención de estas personas era buena, pero su efecto real resultó nefasto. Yo mismo como autoridad en desarrollo personal estoy ayudándote a mirar tus creencias para eliminar las que te limitan y más aún para asumir nuevas que te potencien. Pero tienes que ser consciente de esto. Estoy tocando tus fibras más internas. Estoy eliminando la semilla mala, limpiando la tierra y fertilizándola para que la semilla buena pueda crecer y expandirse. Pero tú tienes que elegir tus semillas. No yo. No personas externas. Tú tienes que elegir. Y esto es arduo porque las personas no quieren cambiar: la mente se resiste al cambio. Y es en base a esta resistencia y a las creencias que ya tienes incorporadas que te formas expectativas del mundo y de los demás. Tal como dice El Cuarteto de Nos en su canción Hola Karma: “Abrazo mis valores cuando me toca cambiar”.

La película de Christopher Nolan, El Origen (Inception en inglés), muestra muy gráficamente el poder que las ideas implantadas en la mente inconsciente tienen en las vidas de las personas, siendo casi imposible quitarlas una vez toman fuerza. Esta película es incluso, salvando escenas de acción que no aportan mucho, un viaje hacia el inconsciente y hacia el funcionamiento psicológico de la mente. Justamente su trama cuenta la historia de personas que desean implantar una idea en la mente de alguien para lograr que tome cierta actitud y ciertas decisiones en su vida, adentrándose en lo más profundo de su mente inconsciente.

Así pues, lo que aceptamos de los demás y asumimos como real afecta directamente a nuestra personalidad, a nuestra actitud, a nuestra forma de pensar y sentir, a nuestras decisiones y a nuestras expectativas del mundo y de nosotros mismos/as. Vamos a ver ahora cómo esto se complementa con la séptima ley.

Séptima Ley: Ley de proyección

“Tal como sucede en el interior, sucede en el exterior.”

Va de la mano con la Ley de la Creencia. Nuestro mundo exterior es un espejo que refleja lo que sucede en nuestro mundo interior. Cambia por dentro y cambiarás por fuera. Planta nuevas semillas y cosecharás nuevos frutos. Más adelante aprenderás sobre el proceso creativo del universo y cómo aplicarlo de forma constructiva y positiva en tu vida. James Allen explicaba:

“Todo lo que está en el exterior se amolda, y surge desde nuestro interior, y nunca sucede de manera contraria.”

La salud de tu cuerpo habla directamente ya que la mayoría de tus dolencias físicas y enfermedades nacen de tu interior. Lo que sucede en tus relaciones también habla. Ten éxito en tu interior y lo verás en el exterior. Sé alquimista de ti mismo. En el libro El sendero del mago, Deepak Chopra nos cuenta la siguiente historia:

Un día se encontraba Arturo sentado al borde de un robledal, mirando fijamente una vieja jarra de plomo, cuando Kay lo encontró. “¿La robaste?”, preguntó Kay con suspicacia.

“No”, contestó Arturo sacudiendo la cabeza. “La tomé prestada”.

“¿Para qué?”

“Alquimia”.

Los ojos de Kay se abrieron como platos. Había oído decir que los magos tenían el poder de convertir los metales inferiores en oro. “¿Aprendiste alquimia?”, preguntó. Arturo asintió. “Si puedes transformar el plomo en oro”, dijo Kay emocionado, “nuestra familia será la más rica de Inglaterra. Muéstrame”.

Arturo asintió con la cabeza y le hizo una señal a Kay para que se sentara a su lado sobre el césped. Sin decir más, comenzó a mirar fijamente la jarra de plomo. Al cabo de unos momentos, Kay observó que Arturo tenía los ojos cerrados. Esperó impaciente, pero cuando Arturo abrió los ojos quince minutos más tarde, la jarra seguía siendo de plomo.

“Creo que eres un fraude”, dijo Kay furioso. “La jarra sigue siendo de plomo”.

Arturo no se inmutó. “Pues claro que sí. Está allí sólo para recordarme algo. Soy yo quien está tratando de convertirse en oro”.

El error está en intentar cambiar el mundo exterior y no el interior. Cambia tu mentalidad y cambiarás tu mundo. Uno se convierte en lo que piensa. Si tus pensamientos son de falta de éxito, de carencia, de fracaso, entonces eso tendrás. Una de las premisas básicas de la Programación Neurolingüística dice que “el cambio genera cambio”. Algo que modifiques en ti mismo generará más cambios, tanto en ti como en tu alrededor. Es algo así como el efecto mariposa propuesto por la teoría del caos. Citando nuevamente a James Allen, tenemos que:

“Toda la vida y su movimiento se dan de dentro hacia afuera (…). Esta ley es universal. Toda la evolución proviene del interior. Todo ajuste debe tener lugar en el interior.”

Esta ley es enunciada también como el segundo principio hermético: Principio de Correspondencia, que dice lo siguiente:

“Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.”

 La captación de este principio da uno de los medios de solucionar muchas oscuras paradojas y secretos escondidos de la Naturaleza. Hay planos más allá de nuestro conocimiento, pero cuando les aplicamos el principio de correspondencia somos capaces de entender mucho que de otro modo nos habría sido incognoscible. Este principio es de aplicación y manifestación universal, en los diversos planos del universo material, mental y espiritual; es una ley universal. Los antiguos hermetistas consideraban este principio como uno de los más importantes instrumentos mentales por el que el hombre era capaz de atisbar a un lado de los obstáculos que ocultan lo desconocido a la vista. Igual que un conocimiento de los principios de la Geometría capacita al hombre para medir soles distantes y sus movimientos, mientras está sentado en su observatorio, así un conocimiento del principio de correspondencia capacita al hombre para razonar inteligentemente desde lo conocido hasta lo desconocido.

Cómo aplicar esto a la vida real

Es muy simple: debes trabajar en tí mismo/a más que en cualquier otra cosa. No importa si terminas de estar de acuerdo o no con la metafísica y los principios universales, estarás de acuerdo en que mejorándote a tí mismo podrás pensar mejor, tomar mejores decisiones, llevarte mejor con las personas que te rodean y tomar mejores oportunidades en la vida. ¿A caso eso no tendría efectos positivos en tu vida?

Te invito a probar GRATIS nuestro curso La semilla del éxito para comenzar desde ahora a trabajar en tí mismo o en tí misma, y ver resultados reales y palpables en tu vida cotidiana. Solo rellena el siguiente formulario y listo, comenzarás un entrenamiento de 30 días gratis junto a nosotros, obteniendo un e-book, acceso a la plataforma educativa y entrenándote por e-mail.

Ingresa GRATIS ahora mismo e inicia tu CAMINO AL ÉXITO

Un sistema paso a paso con métodos profesionales para impulsar a cualquiera a la cima

Desarrolla los 7 pilares del éxito en este magnífico curso de Desarrollo Personal y Coaching.

Ingresa tu Nombre, Apellido y Correo.

Excelente. Hemos enviado un e-mail para confirmar tu registro. Puede tardar hasta 10 minutos en llegar. No olvides revisar SPAM ya que puede caer allí. Una vez verifiques tu dirección recibirás el regalo.

Tu nos regalas UN CLIC y nosotros un AUDIO COMPLETO

Sí, solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO.

The following two tabs change content below.
Como experto en Desarrollo Personal, Oratoria y Negocios, me especializo en desarrollar cursos y contenido de ALTO IMPACTO, transmitiendo el conocimiento con elocuencia y motivación. Ejerzo como Coach de Desarrollo Personal potenciando a más y más personas cada día para que logren crear de sus vidas lo que siempre soñaron.