Casi todos nosotros atravesamos problemas económicos en más de una ocasión en nuestra vida, y aunque tengamos lo suficiente para cubrir nuestros gastos y poder vivir, en general estamos siempre con la sensación de que ganamos poco.

En general, la estrategia que todos usamos para cambiar esta situación es buscar GANAR MÁS, creyendo que ganando más todo mejorará, total, nuestro problema radica en que no ganamos suficiente. Suena lógico ¿no?

Pero es todo lo contrario. Más dinero no solucionará el problema. Solo lo acrecentará. En general, cuánto más ganamos más gastamos. Por tanto lo que te pasa hoy ganando lo que ganas, te pasará mañana ganando el doble de lo que ganas hoy, porque al tener más ingresos aumentarás tu nivel de vida y tarde o temprano repetirás la historia.

Robert Kiyosaki llama a esto “la carrera de la rata”, haciendo alusión al hámster que corre en la ruedita de su jaula y que, sin importar lo rápido que lo haga o cuánto se esfuerce, jamás llegará a subir. Eso es lo que mayoría de nosotros hacemos, repetir el mismo patrón una y otra vez.

El dinero potencia nuestros hábitos

Más dinero hace más poderosos nuestros hábitos en todos los aspectos, tanto los positivos como los negativos. Y en general, la mayoría de nosotros tenemos hábitos negativos en relación con el dinero. Eso se debe más que nada al hecho de que no se nos ha educado financieramente, no se nos enseña nada sobre el dinero en las escuelas, la educación formal ha pasado por alto este aspecto tan importante en la vida. Lo que aprendemos sobre el dinero viene de nuestras familias, y en general estas no son el mejor ejemplo de prosperidad económica.

Es por esto que trabajar duro no siempre es la solución. ¿A cuántas personas que han trabajado duro toda su vida has visto morir sin nada? Conozco mucha gente que ha trabajado de sol a sol, de lunes a domingo, durante 30 o 40 años, siempre en la miseria, siempre sin nada, pasando mal. El trabajo duro no es garantía de éxito económico.

Así pues el secreto está en dejar de usar hábitos viejos y desarrollar hábitos nuevos. He aquí una técnica muy sencilla que te permitirá crear un buen hábito con respecto al dinero y que te hará mejorar económicamente. Pero tendrás que aplicarla día a día, o no funcionará.

Típicamente desarrollar un nuevo hábito tarda unos 21 días si eres constante y lo haces todos los días. ¿Podrías hacer esto por 21 días?

Dividiendo tus ingresos en objetivos específicos

La idea aquí, propuesta por Robert Kiyosaki y por T. Harv Eker, es dividir tus ingresos en distintas porciones, cada una para un fin distinto. En concreto, deberías tener 6 alcancías, o 6 cuentas bancarias diferentes, o 6 lugares donde guardar diferentes porciones de tus ingresos, para usarlas de la siguiente manera.

Libertad financiera (10%)

Vas a destinar el 10% de tus ingresos a ahorrar para tu libertad financiera. ¿Qué significa esto? Que vas a generar un fondo para INVERTIR, y solo para INVERTIR. Lo que acumules en esta cuenta o alcancía será solo para desarrollar negocios o generar inversiones. Claro, tendrás que aprender algunas cosas, pero no importa, lo harás.

Hace poco publicamos el artículo Eres prisionero (haz clic para leerlo ahora), en el que expusimos la situación de la mayoría de la gente, en la que todos son prisioneros en la vida, estan encadenados. Ir a un trabajo que detestas todos los días, pasar 8 horas haciendo algo que no te gusta para no poder vivir, es una de las peores formas de cautividad. Pues aquí te mostramos como comenzar a liberarte.

Crear una base sólida para tu desarrollo económico es esencial. Así que destinarás el 10% de lo que ganas a invertir, cosa que la amplia mayoría de la gente jamás hace. Solo compran cosas que no necesitan y pierden dinero por todas partes.

Formación (10%)

Vas a destinar otro 10% de tus ingresos a generar un fondo para formación, para estudiar, para seguir aprendiendo. Uno de los mayores errores que todas las personas cometen es que cuando empiezan a trabajar dejan de estudiar, dejan de leer y de aprender. Hablamos de esto hace ya un tiempo en el artículo La educación termina con la edad (haz clic para leerlo ahora).

Dado que tienes que empezar a invertir y en general las personas no saben hacerlo, es bueno empezar a estudiar algunas cosas sobre negocios. Pero también es bueno que estudies cosas que te gusten, cosas que de verdad te generen interés y ganas de aprender, de saber más.

Con este fondo comprarás libros (no novelas), libros de autoayuda, libros que te hagan pensar; puedes empezar por estos 10 libros que te recomendamos. Pagarás talleres, pagarás cursos y seminarios. Todo lo que te instruya en algo que te guste y te aporte valor. No importa tu edad, esto es de suma importancia.

Abandona tu mente y te habrás abandonado a ti mismo. Te habrás estancado y dejarás de crecer, de hecho empezarás a retroceder.

Ahorros a largo plazo (10%)

La típica alcancía que no se abre nunca. Destinarás el 10% de tus ingresos a acumular dinero. A ahorrar, tal como se nos ha enseñado siempre. No tocarás este fondo a menos que realmente surja una necesidad muy grande.

Este fondo es para cuando te jubiles, o para cuando haya una crisis y no exista de dónde más obtener dinero. Es el típico ahorro.

“El ahorro es la base de la fortuna” dicen algunos. Es cierto, pero el ahorro estancado no lo es. Se requiere invertir. Así pues, tú ahora aplicarás el ahorro habitual para tener reservas, y el ahorro de inversión para hacer crecer tu dinero, a la vez que te instruyes y formas. Esa es la base de la fortuna.

Ocio y esparcimiento (10%)

No todo en la vida es trabajo y austeridad. Necesitas premiarte, necesitas divertirte y distenderte, hacer cosas por placer. Si no lo haces pagarás el precio con tu salud y además boicoteando tus propias alcancías cuando ya no des más.

Destinarás el 10% de tus ingresos en ocio, en diversión, en gustos, en placeres. Sal con amigos. Ve a un hotel 5 estrellas. Paga el plato más caro en un restaurante. No importa, este dinero es para gastarlo, para darte gustos. La idea sería que no lo guardes de un mes a otro, que lo gastes el mismo mes.

¿Suena raro no? Te estoy diciendo que ahorres y uses tu dinero inteligentemente mientras que te digo que gastes y “tires” una parte. Pues todo en la vida es equilibrio. Trabaja, sí, pero si estamos hablando de ser libres es importante empezar a vivir algo de esa libertad mientras seguimos trabajando en soltar cadenas.

Caridad y donaciones (10%)

La alcancía más controvertida. Vas a destinar el 10% de tus ingresos para DAR sin esperar nada a cambio. Donarás el dinero a la causa que a ti te parezca merecedora. Puede ser la iglesia si eres religioso, puede ser un refugio de animales, puede ser para personas en situación de calle, para ayudar al amigo en problemas.

Tú eliges en qué usar este dinero, pero no esperarás nada a cambio, darás de buena gana y con buena voluntad a quién sea o a la causa que sea.

Es importante dar para recibir y también es importante recibir para poder dar. No es “mejor dar que recibir” cómo todos dicen. Son las caras de la misma moneda. Para que alguien pueda dar otro tiene que poder recibir.

En general nosotros no queremos recibir ni un cumplido, no nos creemos merecedores de nada. Esto real, pero se puede solucionar. Estate abierto/a a recibir y recibirás. Acepta de buena gana lo que te den y agradece por ello. Luego da de buena gana lo que tengas para dar. Haz de este mundo un lugar mejor repartiendo una porción de lo que tienes, por poco que sea. Recibirás más de lo que das, eso es un hecho.

La riqueza en el mundo debe circular, no acumularse.

Un billete de U$S100 que gastas en un supermercado pasó a manos del dueño. Ese mismo billete es gastado en mercadería, así que pasó a manos del proveedor. Ese mismo billete se usó para pagar un sueldo, así que pasó a manos de un trabajador. Ese trabajador se compró algo que le gustaba con ese billete. Así pues, el mismo billete genera riqueza en todas las manos que toca, un solo billete generó U$S400 dólares en intercambios, siendo su valor de U$S100.

Gastos (50%)

La alcancía más grande. Usarás la mitad de tus ingresos en pagar tus gastos, tu ropa, tu comida, tus deudas, todo lo que necesitas para vivir y mantener tu estilo de vida.

En este proceso es interesante que disminuyas algunos gastos. Te sorprendería la cantidad de dinero que ahorras solo dejando de comprar algunas cosas o liberándote de pagos que realmente no necesitas en tu vida. Las personas pagan fortunas a la TV por cable y siempre miran los mismos canales, solo por citar un ejemplo.

Excepción

Es posible que tu situación no te permita aplicar este ejercicio de la manera propuesta. En general la gente nos dice que sus gastos abarcan más del 50% de sus ingresos, siendo casi el 100%, a veces más. Así que no pueden hacer esta división.

En este caso igual tienes que tener las 6 alcancías, y poner TODOS LOS DÍAS en ellas, repartido, cada vuelto del supermercado, cada monedita que encuentras, así sea la moneda de valor más bajo. No importa.

Aquí no estás acumulando por acumular. Aquí estás entrenando tu mente. Estás desarrollando un nuevo hábito ¿entiendes? Ese es el ejercicio real. Hazlo como puedas, con lo que tienes, no importa, SOLO HAZLO.

Recuerda: MÍNIMO 21 DÍAS. ¿Puedes hacerlo?

Coméntanos y comparte este contenido en las redes, ayudarás a muchas personas.

The following two tabs change content below.
Nuestra meta es investigar, desarrollar y generar contenido de alto impacto que potencie tu vida en todos los aspectos que son importantes para ti. Utilizamos así todos nuestros recursos, formando equipos profesionales y aprovechando la tecnología al máximo para que puedas acceder de la forma más sencilla posible. Tu desarrollo es nuestra prioridad: www.kaedusoft.edu.uy