Espera ¿No tienes tiempo de leer todo el post? Bájalo GRATIS en formato AUDIO con ideas extra

Solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO: Cambia tu vida en 7 pasos. Lleva este contenido contigo a donde vayas y escúchalo mientras corres, haces deporte, viajas a tu trabajo, o cuando tienes un tiempo para ti.

Solo has clic en el botón de tu red social favorita y aparecerá el audio. Podrás escucharlo aquí o descargártelo.

El problema que todos tenemos y cómo solucionarlo

La gran mayoría de las personas en nuestra sociedad es desdichada, no está conforme con la vida que tiene y le gustaría vivir de otra manera. La gran mayoría de las personas vivimos con la constante sensación de que tenemos un enorme potencial, de que la cosa hubiese dado para más, pero que por algún motivo no podemos alcanzarlo, no podemos explotar nuestro pleno potencial.

Más del 80% de las personas que tienen empleo están infraempleadas, lo cual quiere decir que tienen trabajos que no les exigen su máxima capacidad, lo cual se traduce en que no requieren que aporten nada nuevo. Esto nos lleva al hastío en nuestros empleos, porque sentimos que no aportamos ni nos aportan nada, simplemente somos plantas en macetas condenadas a marchitarse por el paso de los años.

Pero esa sensación de no aportar al mundo nuestro pleno potencial no se queda solo ahí, en el ámbito laboral, sino que la llevamos allí por dónde pisamos. En nuestra vida personal, la rutina nos agobia, más que nada consumida por el empleo, que se lleva la mayor parte de nuestro día, pero además aumentada por el hecho de que nuestra vida no nos hace sentir nada. Tenemos momentos interesantes, sí, pero son los menos. Al final todo se resume a estar corriendo detrás del dinero, ya que si bien no es lo más importante del mundo y casi toda persona sabe eso, en la práctica, siempre termina siendo prioridad: ¿o a caso cuántas cosas dejas de hacer y disfrutar (hijos, familia, amigos, tiempo para tí) porque tienes que trabajar?

Esta esclavitud se ve descubierta con el tan temido LUNES (Monday en inglés). Simplemente las personas odian este día porque odian lo que éste trae consigo: primer día laboral de la semana, o mejor dicho, primer día de esclavitud y encarcelamiento, trabajando para alguien más. Steve Cutts lo ilustra muy bien en su sitio web www.stevecutts.com:

Estamos inmersos en una sociedad de zombies, autómatas, cada vez más presos de las pantallas y de la tecnología que creamos para “mejorar nuestras vidas”, y eso nos está desesperando. No es casualidad que los ataques de pánico sean “una enfermedad de moda” hoy día. Las personas cada vez tienen más miedo de salir al mundo, encerrándose en plataformas virtuales porque allí se sienten “seguras”, y a la vez, desesperadas.

Agreguémosle el hecho del poder del consumo que nos mantiene, cual rata, en una rueda en la que corremos sin parar, gastando más de lo que tenemos en cosas que no queremos ni necesitamos, esperando todos los meses el inicio del mes siguiente para tener nuestra paga, y repetir así la historia. Estamos tan desesperados que llenamos nuestro vacío comprando y consumiendo cuanta porquería brillante ponen delante de nuestros ojos, que nos volvemos cada vez más y más esclavos de nuestra propia desesperación.

Tal como desarrollamos en nuestros cursos y talleres, la mayoría de las personas en la sociedad se encuentra en un estado al que el filósofo Friedrich Nietzsche bautizó como “El estado del camello”. Este estado se caracteriza por ser una persona sumisa, que acata los mandatos sociales sin cuestionarlos, aunque no los quiera, y va por la vida a la deriva, sobreviviendo, en la desesperación zombie que acabo de comentar.

Un video que describe esto muy gráficamente es el video “Happiness” (Felicidad), de Steve Cutts, el cual te dejo a continuación para que lo juzgues por ti mismo/a:

¿Cómo cambiar esta situación?

Afortunadamente no todo es gris y espantoso. La solución a este problema es muy simple, e incluso obvia, tan obvia que a la mayoría de las personas se nos escapa durante mucho tiempo: DETENERSE.

Lo primero que debes haces es eso: DETENERTE.

Pues vamos al punto: jamás nos detenemos. Un zombi nunca se diente, tal como muestra Steve Cutts en la imagen anterior, salvo que se despoje de eso que lo “zombifica”.

Desde que somos pequeños nos sumergen en el sistema educativo, en la escuela, y a partir de allí vamos siguiendo un montón de metas y objetivos que no elegimos, que no son nuestros. Primero hemos de terminar la primaria, ese es nuestro objetivo principal cuando somos niños, y si no lo cumplimos nos sentiremos basura el resto de nuestras vidas. Luego debemos terminar la secundaria, ese es el segundo objetivo que automáticamente asumimos y perseguimos al terminar la primaria, y si no lo cumplimos nos sentiremos perdedores toda la vida. Finalmente puede que lleguemos a la universidad y tengamos ahí un nuevo tercer objetivo impuesto, o bien que directamente nos sumerjamos en el MERCADO laboral, al cual llegaremos tarde o temprano.

A partir de ese momento asimismo nuevos objetivos impuestos: formar una familia (si no lo hacemos nos sentiremos unos perdedores toda la vida), tener una casa propia, un auto, un perro y un gato. Y con eso se nos va la mayor parte de nuestra vida, porque la casa propia no es algo sencillo de conseguir. Además luego hay que criar a los hijos y brindarles un buen futuro, con los mismos objetivos impuestos que tuvimos nosotros, pero procurando que ellos al menos “no pasen tanto trabajo”.

Y volvemos al principio de este post: el camello ¿recuerdas?

Pero no te confundas. No estoy diciendo que no haya que educar a los niños y las niñas. Estoy diciendo que el sistema educativo actual está jugando en detrimento del desarrollo de los/as niños/as, pero esa es una cuestión que desarrollamos en otros artículos.

El asunto por el cual estamos inmersos es un mar que nos empuja como una masa inconsciente y fácil de dominar es porque se nos inculca que hay que cumplir con los mandatos sociales. Por ejemplo, hay que festejar la Navidad, queramos o no. Una fecha comercial pensada para multiplicar el consumo, solo para eso. Todas las empresas se llenan de promociones y descuentos navideños solo con el fin de vender, vender y vender. Y nosotros vamos y consumimos todo con el único fin de ser aceptados, de que nadie nos critique. Compramos regalos que no queremos comprar solo para ver un segundo de felicidad falsa en alguien, endeudándonos y gastándonos todos los ingresos extra que recibimos en esa época (salario vacacional, aguinaldo, etc.).

Es algo que ya hablé en el video ¿Eres libre o estás cautivo?.

Así que repito, el primer paso es DETENERSE. Parar un segundo la rueda, salirte del camino, y PENSAR. Reactivar eso que ningún zombi utiliza: el cerebro.

¿Qué hacer al detenerse?

Es muy simple. Lo único que tienes que hacer es tomarte un momento a solas, un momento sin celular, smartphone, redes sociales, internet, televisión, ni nada. Un momento sin WiFi. En ese momento estarás deteniendo la rueda unos instantes, pero no bastará, porque ésta comenzará a rodar de nuevo sin que siquiera te des cuenta, y otra vez te zombificarás.

Una vez que te detienes, y con esto no quiero decir que dejes de ir a trabajar o a estudiar sino que, repito, te tomes un tiempo a solas, piensas en las cosas que has logrado en tu vida y sobre todo en las cosas que estás queriendo lograr. Y si quieres ir un poco más profundo, en el motivo de fondo por el cual quieres dichas cosas.

¿Cuáles son tus metas? ¿Por qué te levantas cada mañana? ¿A qué aspiras? ¿Lo que haces todos los días te acerca o te aleja de ello? ¿Cómo sería exactamente la vida que quisieras tener? Y esos deseos ¿son tuyos o de alguien más?

Parece increíble, pero muchas veces las personas estamos viviendo las vidas de alguien más. Vivimos las vidas que nuestros padres no pudieron vivir porque ellos nos inculcaron dichos objetivos, vivimos las vidas que nuestras parejas quieren que vivamos, vivimos las vidas que la sociedad nos pide vivir, somos zombies sin cerebro y esto va cada vez peor. La canción Apocalipsis Zombi de El Cuarteto de Nos grafica este hecho muy bien en su video:

Solo basta con mirar a los/as adolescentes y analizar su comportamiento. El desesperado acto de hacer “lo que se espera de uno” para sentirse aceptado. Vestirse “a la moda”, estar presos de la tecnología, no pensar en absolutamente nada, mirar constantemente programas basura. En mayor o menor medida, como dice la canción, todos “nos dejamos morder”.

Así que si te tomas el placer de detenerte un momento y analizar tu vida, CUESTONARLA, y poder determinar qué te gusta de ella y qué no, y qué puedes hacer para cambiarla, entonces ya estás destacando de la masa. De otro modo la corriente seguirá llevándote hacia dónde sea que valla, siendo manipulada por el consumo y los medios masivos de comunicación.

¿Cómo sigue el proceso de liberación?

El proceso en sí no es sencillo y lleva un tiempo. Así como a un joven le cuesta irse de casa de sus padres, abandonar la “seguridad” de la limitación en dónde alguien lo protege y le da todo lo que necesita, a todos nos cuesta abandonar la “seguridad” de la zombificación y de caminar mezclados entre la masa porque nos aterra el rechazo que podamos sufrir si nos atrevemos a diferenciarnos.

La liberación parte del CUESTIONAMIENTO, de dejar de ser un camello para pasar a ser un león e ir a tu manera por la vida. Por supuesto, habrá ciertos mandatos sociales que respetar para mantener el orden, sobre todo el hecho de respetar los derechos de las demás personas. Pero dentro de la legalidad y del respeto, el león tiene la más basta sabana para moverse a sus anchas y elegir hacia dónde va. Ese es el segundo estado del ser.

Es importante que entiendas esto un poco más. El propio Osho se tomó la molestia de explicar esto con sus propias palabras en el libro Libertad:

“Cada ser humano tiene que utilizar y asimilar la herencia cultural de su sociedad: su cultura, su religión, su gente. Tiene que asimilar todo lo que le proporciona el pasado. Tiene que asimilar el pasado; esto es lo que Nietzsche llama la fase del camello. El camello tiene el poder de acumular en su cuerpo cantidades enormes de comida y de agua para su arduo viaje por el desierto. Y el individuo humano está en la misma situación: tienes que cruzar un desierto, tienes que asimilar todo el pasado.”

Y asimilar el pasado no es recordarlo o memorizarlo, es entenderlo y liberarse de él. Es saber de dónde vienes para saber a dónde vas. No empiezas de cero, sino que partes desde el lugar en que tu pasado te ha dejado, y avanzas, evolucionas. Eso es lo que hace que el ser humano evolucione y se diferencie del resto de los animales.

“En el transcurso de su desarrollo personal, llega un momento en que el camello tiene que convertirse en león. El león comienza a hacer trizas el enorme monstruo conocido como ‘no harás eso’. El león que hay en el hombre ruge contra toda autoridad. El león es una reacción, una rebelión contra el camello. El individuo descubre ahora su propia luz interna como fuente suprema de todos los valores auténticos. Toma conciencia de su obligación primaria y con su propia creatividad interna, con su potencial interno oculto. Algunos individuos permanecen estancados en la fase del león: siguen rugiendo y rugiendo, y se agotan rugiendo.”

Finalmente, de león has de pasar al último estado, que es el del niño.

“La fase del sabio. A menos que un hombre (o mujer) se vuelva completamente inocente, libre del pasado, tan libre que ni siquiera esté en contra de él, no podrá ser niño/a. (…) Escucha atentamente: la primera fase (el camello) la da la sociedad, la segunda fase (el león) se la a sí mismo el individuo. La tercera fase (el niño) solo es posible si el león se acerca a otro niño, a un sabio, a un maestro.”

Así pues determina en qué estado te encuentras. Posiblemente fluctúes, al igual que yo y que cualquier persona, un poco entre el camello y el león. En algunos ámbitos obedeces sin más, y en otros te revelas y haces las cosas a tu manera. No podrás ser león completamente hasta que te liberes del camello y empieces a construir tu propia vida a tu manera, con todo lo que ello conlleva.

Ten en cuenta que convertirse en leon no significa ser arrogante y no escuchar a nadie. Hacer las cosas a tu manera es hacer aquello que crees correcto según tu visión, contemplando lo que otros digan, aunque luego descartes eso que te han dicho. Escuchar no es acatar, es analizar y sopesar lo que otros dicen, y luego decidir lo que uno cree conveniente, incluso aunque otros digan que uno se ha vuelto loco. Al fin y al cabo, la responsabilidad es amiga inseparable de la libertad.

Finalmente para acercarte a la fase del niño y explorar la plena libertad, es necesario acercarte a maestros, y eso hoy día es muy simple. Lo estás haciendo ahora al leer escrituras de Osho, por ejemplo, o al leer mis textos. Si bien, no estoy aún en el nivel de niño, sino que he andado como león un buen tiempo y seguramente me queda bastante tiempo más en este estado, puedo ayudarte a llegar al mismo lugar que yo para luego tú mismo/a sigas tu camino, e incluso acercarte a otros grandes maestros de la historia que han dejado para nosotros todas sus enseñanzas.

Todas las personas tenemos el pleno potencial para ser la mejor versión de nosotros mismos. Nadie es superior a nadie. Tú no eres superior a otras personas, ni otras a ti. Yo no soy superior a ti ni a nadie más. Somos todos iguales en nuestra condición de ser humano. Simplemente vivimos todos en diferentes estados, y todos tenemos en nuestro interior el deseo de crecer y evolucionar. Todos tenemos esa sensación de querer más, de ser más, de continuamente avanzar hacia algo. Y según mi convicción y la que manejamos en KA EduSoft, toda persona tiene la responsabilidad, cada vez que avanza en la vida, de ayudar a otras a hacer lo mismo.

Analiza tu vida

Así que, repito, detente un momento y piensa en tu vida. Piensa en todas las cosas que haces pero que realmente no quieres hacer. Piensa en las cosas que haces porque solo se espera que lo hagas.

Ten presente, que comenzar a ir como león, a tu manera, también conlleva la responsabilidad de hacerte cargo de tus actos, y es por eso que la mayoría de las personas prefiere seguir como camello (no hay responsabilidad por ser libre). La libertad no es caos sino responsabilidad. Por ejemplo, en un supuesto acto de “libertad”, muchas personas podrían comenzar a salir con todo el mundo a espaldas de sus parejas reclamando que si son “leones” pueden hacer lo que quieran, no van a merced de nadie. Pero eso no es libertad, porque están faltando a un compromiso que ellas mismas crearon. Libertad es ir y decirle a tu pareja lo que sientes y lo que quieres hacer, y afrontar las consecuencias de ello. Esquivar una responsabilidad solo te hace más esclavo de ella.

Ser león es ser libre y elegir la vida que quieres vivir, y ser libre es ser responsable por las elecciones que uno hace. Simplemente desde ahora comienza a pensar y a trabajar en liberarte de mandatos que no deseas y en crear la vida que quieres. Eso es lo que más trabajamos en nuestros cursos y eventos: estamos programados, por eso vamos como zombis, y es extremadamente liberarse de esa programación, porque la mayoría de las veces no somos conscientes de ella, y no podemos corregir lo que no podemos ver.

Puedes empezar probando GRATIS nuestro curso La semilla del éxito, que te formará en el desarrollo de capacidades que te permitirán avanzar en la vida, dejar de ser como una de esas ratas del video, y comenzar a rugir como un león, inclusive, te pondrá en el camino de transformación para ser un niño.

Es importante comenzar a trabajar en ti mismo para avanzar y crecer, de otro modo la inercia del día a día te arrastrará.

7 pasos iniciar el cambio

1 Detente y piensa

Ya el leer este artículo y ver los videos que están en él es un enorme paso, implica tu interés por un cambio y la búsqueda de conocimiento que te ayude a ir por más. No existen fórmulas mágicas, todo es un proceso, y tú ya estás allí en la línea de meta.

Esto es lo primero que le pedimos a los estudiantes del curso, que tomen nota de su vida actual, sobre todo de todo aquello que no les gusta. Es más fácil para nosotros ver lo que no queremos de lo que tenemos, que lo que quisiéramos obtener a futuro.

2 Define qué es lo que quieres

Este paso ya es más difícil. Simplemente tienes que describir cómo quieres que sea tu vida. Hazlo en una hoja de papel, escríbelo a mano, y te darás cuenta de que no lo tienes tan claro como puedas llegar a pensar a simple vista.

El primer paso te sirve para establecer tu punto de partida, el segundo para establecer tu meta, tu objetivo. No puedes llegar a un lugar, aunque sepas cuál es, si no sabes dónde estás, desde dónde es que partes. Es IMPORTANTE que lo definas con lujo de detalles.

3 Define qué deberías cambiar de tu vida actual

Para llegar al lugar que deseas, necesitas cambiar muchas cosas en tu vida. Si bien no lo harás de la noche a la mañana porque eso sería destructivo y desastroso, escríbelo en el papel. ¿Cambiarías de empleo? ¿Cambiarías de pareja? ¿Cuánto deberías ganar? ¿Deberías terminar algún estudio o cambiar de carrera? ¿Tienes que ahorrar? ¿Te mudarías? ¿Dejarías algún mal hábito? ¿Qué harías para llegar al lugar que quieres llegar en la vida?

Lo más difícil de cambiar es esa “programación mental” que mencioné. Tus hábitos, tus costumbres negativas. Todas esas cosas que te hacen actuar, pensar y decidir de cierta manera. Para avanzar en tu vida es importante desarrollar nuevas formas de pensamiento ya que son ellas las que te llevan en una dirección u otra de la vida, son las que te permiten ver o te ocultan oportunidades. Descubrirlo en general requiere ayuda, pero ya estás en el camino, así que sigue adelante.

4 Define qué deberías hacer

Ahora que sabes dónde estás, hacia dónde vas y qué deberías cambiar en tu vida, define qué cosas nuevas deberás hacer para acercarte a aquello que quieres. Es como trazar un plan a largo plazo. Por ejemplo:

  • Ahorrar cierta cantidad de dinero.
  • Disminuir gastos.
  • Leer ciertos libros.
  • Tomar nuevos cursos.
  • Invertir en un nuevo negocio.
  • Crear un proyecto.
  • Mejorar en el empleo.
  • Desarrollar hábitos saludables.

Esa lista es un tanto insulsa, tú deberás hacerla con mas detalle. Una vez que la tienes deberás priorizar los puntos según el orden de importancia. La fórmula es sencilla: en la lista anterior hay ocho ítems, si tuviera que elegir solo 1 de los 8 y abandonar el resto ¿Cuál elegiría?

Imaginemos que elijo Tomar nuevos cursos. Ese será el ítem número 1. Ahora hay 7 ítems en la lista, si tuviera que elegir solo 1 de los 7 y abandonar el resto ¿Cuál elegiría? Imagina que elijo Leer ciertos libros, pues ese será mi ítem número 2. El proceso sigue así hasta enumerarlos todos.

5 Define plazos

Una vez que has priorizado todo define tiempos límite y tareas para llevar a cabo esas cosas que listaste. Por ejemplo, para tomar nuevos cursos quizá deba levantarme dos horas antes cada día y así terminarlos en un plazo de tres meses. O leer libros a la mañana y asistir a cursos nocturnos.

Todo esto esclarecerá tu mente y verás el panorama de una forma mucho más organizada y podrás atacar varios aspectos de tu vida y avanzar en pos de conseguirlos. Es importante que pongas fechas límites a estos objetivos ya que el sentido de urgencia hará que te lo tomes en serio, de otro modo la procrastinación (dilación o postergación para más delante de cosas que sabes que tienes que hacer) te ganará y terminarás por sentirte mal contigo mismo/a.

6 Fórmate

Trabaja en ti mismo/a, en tu mente. Estudia sobre aquellas cosas que necesitas para lograr tus metas. No puedes ser un/a buen/a emprendedor/a si no estudias un poco sobre emprendimientos, negocios y ventas. No puedes desarrollarte como persona si no estudias desarrollo personal. No puedes ser un buen empleado y mejorar en tu empleo si no te actualizas y sigues creciendo.

Invierte en ti mismo/a. Esa es la principal y mejor inversión que puedes hacer en tu vida. Fertiliza tu mente, vuélvete alguien imparable, un león cuyo rugido se escuche por todo el mundo. Trabaja en ti, es lo más importante.

7 Toma acción

Simplemente ponte manos a la obra. La vida, por más preparación que tengas, te pondrá sorpresas, y eso es lo que le da ese gustito, esa pimienta, necesaria para que sintamos el crecimiento. Si todo nos sale fácil comenzamos a sentir que nada tiene sentido. No te sientes orgulloso/a por saber caminar o leer, es algo natural, que todo el mundo hace. Uno/a se siente orgulloso/a por lograr cosas que costaron cierto esfuerzo, cierta superación. Eso genera placer.

Seguimos siendo como un niño que aprende algo nuevo y va corriendo a mostrarle a sus padres lo nuevo que puede hacer, así eso sea saltar en un solo pie, el niño correrá y dirá: “¡¡¡Mira lo que puedo hacer!!!” mientras salta con un pie feliz de la vida.

Ensayo y error. Perseverancia y preparación. Superación y entrenamiento. Son solo algunas de las cuestiones que deberás desarrollar para hacer frente a la aventura de la vida. Y seguramente la vivirás con una enorme sonrisa en la cara porque poco a poco irás encontrando tu camino en el mundo.

Comenta

Siempre respondemos a todos los comentarios, así que sería muy interesante, tanto para ti como para nosotros, que nos cuentes qué piensas de todo esto, cómo crees que afecta a tu vida y cómo aplicarías estas enseñanzas para comenzar un cambio. También comentanos qué le agregarías a este contenido para que fuera más completo.

Mucho éxito en tu vida.

Tu nos regalas UN CLIC y nosotros un AUDIO COMPLETO

Sí, solo por compartir o dar ‘me gusta’ desbloquearás aquí mismo GRATIS el AUDIO COMPLETO: Cambia tu vida en 7 pasos. Lleva este contenido contigo a donde vayas y escúchalo mientras corres, haces deporte, viajas a tu trabajo, o cuando tienes un tiempo para ti.

Solo has clic en el botón de tu red social favorita y aparecerá el audio. Podrás escucharlo aquí o descargártelo.

The following two tabs change content below.
Nuestra meta es investigar, desarrollar y generar contenido de alto impacto que potencie tu vida en todos los aspectos que son importantes para ti. Utilizamos así todos nuestros recursos, formando equipos profesionales y aprovechando la tecnología al máximo para que puedas acceder de la forma más sencilla posible. Tu desarrollo es nuestra prioridad: www.kaedusoft.edu.uy